¿QUÉ ES EL PROLAPSO DE VEJIGA?  SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Prolapso quiere decir “descolgamiento” o “desplazamiento” de un órgano.

La vejiga está separada de la vagina por una pared fibromuscular.  El prolapso de vejiga  (su término médico es “cistocele”) ocurre cuando esta pared se debilita provocando que la vejiga caiga o se “descuelgue” sobre la vagina ejerciendo presión sobre ésta.

La vejiga es uno de los órganos que junto con el útero y el recto “descansan” sobre el suelo pélvico.  Si la musculatura del suelo pélvico no es lo suficientemente fuerte y por tanto no logra sujetar en la posición adecuada los órganos pélvicos, se pueden producir prolapsos de la vejiga, que es el que nos ocupa hoy, pero también del recto (rectocele) y del útero.

¿POR QUÉ OCURRE EL PROLAPSO DE VEJIGA? 

Los factores más determinantes son:

– El haber tenido uno o más partos especialmente si han sido traumáticos.

– El simple paso del tiempo (envejecimiento).

– La falta de estrógenos durante la menopausia.

– La obesidad.

– La práctica de deportes de alto impacto (los que requieren que se levanten los pies del suelo para su realización) y  la práctica de levantamiento de peso continuada .

– El estreñimiento crónico.

– La tos crónica.

En todos los casos, el prolapso de vejiga va asociado a una musculatura del suelo pélvico en mal estado.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCE EL PROLAPSO DE VEJIGA?

Los síntomas más frecuentes del prolapso de vejiga son:

– La sensación de presión e incluso dolor en el bajo vientre.

– El dolor durante las relaciones sexuales.

– El dolor en la zona lumbar y/o en el sacro.

– La incontinencia urinaria (escape involuntario de orina).  A menudo aumenta la sensación de necesidad de orinar aunque luego sólo puedan eliminarse pequeñas cantidades.

– Inflamación de la vagina.

– Bulto que sobresale de la vagina (esto sólo ocurre si el prolapso es muy grave).

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE PROLAPSO DE VEJIGA?

Existen 4 grados de prolapso de vejiga  dependiendo de la gravedad del mismo:

– Grado 1: Descenso ligero de la vejiga que cae en el canal de la vagina.

– Grado 2: Descenso moderado de la vejiga que cae hasta la entrada de la vagina.

– Grado 3: Descenso grave de la vejiga que cae hasta sobrepasar la entrada de la vagina.

– Grado 4. Descenso total de la vejiga, situándose en su totalidad por fuera de la vagina.

¿CUÁL  ES EL TRATAMIENTO DEL PROLAPSO DE VEJIGA?

El tratamiento varía según la gravedad del prolapso.

Para los grados 1 y 2, se recomienda la realización de los Ejercicios de Kegel (ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico).  Estos ejercicios ideados por el Dr. Kegel para ser realizados con la ayuda de un dispositivo vaginal (recomendamos PELVIMAX  y PELVIMAX MINI por estar fabricados con materiales hipoalergénicos de primera calidad y por tener una garantía médico-sanitaria al venderse en farmacias), constituyen el mejor tratamiento para evitar que el prolapso avance y por tanto vaya a peor.

A veces, en los casos moderados se puede implantar un pesario para evitar que el prolapso siga avanzando.  El pesario es un dispositivo que se coloca en la vagina de manera permanente.

Algunos especialistas recomiendan tratamientos a base de estrógenos para fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

Para los grados 3 y 4, la única solución es la cirugía con anestesia general.  El objetivo de esta cirugía es devolver la vejiga a su posición original.  Existen varias técnicas quirúrgicas habiendo ganado popularidad en los últimos años el uso de mallas pélvicas para lograr una sujeción mayor.

En cualquier caso, lo más recomendable es que ante la aparición de los primeros síntomas, acudas a tu especialista.  De esta forma, podrás evitar el empeoramiento de tu prolapso y la visita al quirófano!