¿En qué consiste la vejiga hiperactiva?

¿Qué ocurre cuando una vejiga “activa” se convierte en una vejiga “hiperactiva”?

Una persona “normal” visita el baño una media de ocho veces al día, quizás algunas veces más dependiendo de la cantidad de líquido que haya consumido. Pero cuando hablamos de vejiga hiperactiva, hablamos de algo más que ir al baño de manera frecuente.

En PELVIMAX te vamos a contar en qué consiste la vejiga hiperactiva.

¡ATENTOS!

Algunos de los primeros síntomas que pueden evidenciar la vejiga hiperactiva son los siguientes:

– Orinar ocho o más veces al día o más de dos veces por la noche.

-Ganas repentinas de orinar y fuertes necesidades de orinar inmediatamente.

-Pérdidas de orina después de haber ido al baño.

También es muy normal en personas que sufran de vejiga hiperactiva que sufran incontinencias o pérdidas del control de la vejiga.

¿Cómo funciona la vejiga?

En condiciones normales el músculo detrusor (músculo cuya función es vaciar la vejiga), se encuentra relajado durante la fase de llenado de la vejiga. Permitiendo el llenado y almacenamiento de la orina hasta el momento en que la persona decide orinar porque siente que su vejiga está llena.

Las personas afectadas por el síndrome de vejiga hiperactiva sufren una alteración en dicha fase de llenado, presentando contracciones involuntarias del músculo detrusor, que se traducen en unas ganas incontrolables de orinar.

El síndrome de vejiga hiperactiva afecta tanto a mujeres como hombres y además aumenta con la edad. Los síntomas empeoran a partir de los 44 años aproximadamente.

Causas del síndrome de vejiga hiperactiva

Los motivos por los que una persona puede sufrir este síndrome son variados:

Por enfermedad, debido a problemas neurológicos. Enfermedades como el Parkinson, la esclerosis múltiple o una lesión medular.

Por problemas fisiológicos. Como son obstrucciones, infecciones, cálculos en la vejiga..

Origen idiopático: muchas veces no se encuentra la verdadera causa que desencadena este síndrome. Entonces hablamos de vejiga primaria o idiopática, ya que su origen es desconocido.

¿Cómo mejorar el síndrome de vejiga hiperactiva?

El principal motivo puede ser el cambio en algunos hábitos de nuestro estilo de vida:

-Eliminación de la cafeína y teína.

-Eliminación de alcohol, bebidas carbonatadas, zumos cítricos…

-Entrenamiento de la vejiga.

Otra opción muy recomendable es el entrenamiento de nuestro suelo pélvico, así ayudaremos al correcto vaciado de nuestro vejiga y a la contención.

PELVIMAX es el complemento perfecto para mejorar el síndrome de vejiga hiperactiva. Nuestras esferas de silicona te ayudan a fortalecer la musculatura del suelo pélvico y a controlar mejor este problema. ¡ANÍMATE A PROBARLAS!